Tzatzíki: Salsa de yogur
14 noviembre, 2016
Ensalada de judías
13 julio, 2016
Ver todas

Briam es un plato típico veraniego y ligero de la cocina griega que hoy en día se puede aprovechar durante todo el año.

Para los privilegiados con huerto, briam es un plato de recolectar-cocinar.

Un plato vegetariano, basado en calabacines, berenjenas y patatas, con posibilidades de hacerse vegano solo quitando el queso feta que se coloca por encima. A mí me encanta este detalle de salado que aporta el queso feta en la dulzura de las verduras asadas por lo que lo considero un paso que hace la diferencia.

Comensales:
Tiempo: 1 hora
Dificultad: 1

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Ingredientes

  • 3 berenjenas largas o 1 redonda grande
  • 2 calabacines
  • 1 cebolla morada
  • 2 patatas medianas
  • puerro, pimiento etc (opcional)
  • 1 vaso de aceite de oliva
  • Zumo de ½ limón
  • Sal
  • Pimienta
  • Orégano seco
  • 150gr de queso feta

Preparación

  1. Lavamos bien y cortamos las verduras en trozos grandes.
  2. Las ponemos en una bandeja y añadimos sal, un poco de pimienta y el aceite.
  3. Con una cuchara de madera o, preferiblemente con las manos, removemos muy bien hasta que todas las verduras estén bien aceitadas.
  4. Añadimos el zumo de limón.
  5. Lo metemos en el horno precalentado a 180°C durante 45 minutos. Removemos a menudo.
  6. Pasado este tiempo agregamos por encima el queso feta en trozos laminados y espolvoreamos con orégano.
  7. Sin remover volvemos a meterlo al horno durante 15 minutos.

Y unos consejitos…

– Cortar las verduras en trozos medianos, y no muy pequeños, es algo que se hace para que cada uno de los ingredientes conserve su propio sabor y textura.

– Si la bandeja está gastada y en general se pegan las comidas en el fondo, una idea muy buena es colocar un papel de horno (como en las fotos). Así no vamos a gastar tiempo intentando eliminar los restos de las verduras pegadas en la bandeja. También, con esta manera,  la comida se queda bastante más jugosa.

– Si tenemos un horno fuerte, para evitar dejar las verduras hechas por fuera y crudas por dentro, durante los primeros 30 minutos podemos tapar la bandeja con papel de aluminio para cocer las verduras primero y luego dejarla abierta para dejarlas crujientes y algo quemaditas por fuera.

– La mayoría de las veces que cocino este plato no sobra nada.  Terminando cada uno su plato empieza a picar directamente de la bandeja hasta que se termina entero. Pero si alguna vez sobra algo ya tenemos cena para uno de los próximos días: tortilla de briam!!

Galería

Guardar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *